El ingente patrimonio inmobiliario de Ed Sheeran: 22 propiedades y ningún vecino

 

 

La última compra del cantante son dos casas colindantes a la suya por las que ha pagado más de cuatro millones para no tener problema de ruidos

 

El cantante británico Ed Sheeran ha demostrado con creces que es un hombre rico y exitoso. El músico más cotizado del planeta ha vendido más de 15 millones de copias con sus tres primeros discos y sus canciones acumulan aún más descargas. Además, ha ganado cuatro premios Grammy y seis Billboard en su última edición. Se ha convertido en el cantante más taquillero de las últimas tres décadas, ingresando solo con los 94 conciertos que dio en 2018 más de 380 millones de euros. Pero Sheeran ha sabido moverse más allá de la industria musical, hasta amasar un ingente patrimonio inmobiliario con 22 propiedades en el Reino Unido, según el medio Daily Mail.

 

El británico, de 28 años, ha comprado dos casas emplazadas junto a su mansión de más de 20 millones de euros en Londres para evitar las quejas de los vecinos por el ruido. Además, ha adquirido el piso de arriba de su moderno bar, cerca de su casa en Notting Hill, tras la preocupación de que el ruido generado por el local podría convertirse en un problema. En total, según el portal británico, el cantante se ha gastado más de cuatro millones de euros entre las dos propiedades cercanas a su casa y el pequeño apartamento sobre su establecimiento, que compró el pasado año.

 

“Antes Ed tenía vecinos quejándose del ruido, así que cuando tuvo la oportunidad de comprar las dos casas al lado de la suya, aprovechó la oportunidad”, afirmó una fuente al periódico The Sun. “No solo ha hecho una inversión inteligente, sino que también limita la posibilidad de que futuros vecinos se quejen de la música fuerte o las fiestas. También decidió comprar el piso encima de su restaurante porque eso podría haber sido un punto de estancamiento para el futuro del negocio”. En total, su imperio inmobiliario, con las 22 propiedades, le ha costado alrededor de 50 millones de euros.

 

Al artista, que acaba de lanzar su cuarto álbum, No.6 Collaborations Project, se le estima un patrimonio inmobiliario valorado en casi 90 millones de euros. Según detalló el Daily Mail, compró dos apartamentos cerca de Shoreditch, uno de los barrios de moda en Londres, por casi dos millones de euros. También, posee seis apartamentos en Hammersmith, un barrio artístico al oeste de la capital inglesa, que adquirió por casi cuatro millones. A su vez es dueño de tres casas en Holland Park, que ascienden a casi ocho millones, y dos casa en el acomodado barrio de Chiswick por alrededor de cuatro millones. El pasado año compró una casa y un restaurante en Notting Hill por más de 20 millones, además de sus cuatro propiedades en su finca de Suffolk, condado situado al este del país y al norte de Londres, valorado en tres millones.

 

Sheeran, el músico que más recaudó en 2018 en todo el planeta, con 94 conciertos y 380 millones de euros, es hoy un hombre de éxito, en lo profesional y en lo personal. A finales del año pasado se casó con Cherry Seaborn, de 26 años, su amiga de toda la vida y novia desde 2015. Sin entrar en demasiados detalles, fuentes cercanas al músico aseguraron en febrero que al enlace apenas asistieron 40 personas y que harían un festejo más grande de cara al verano. Sin embargo, la pareja nunca llegó a confirmar el enlace.

 

Ahora, en una entrevista reciente con iHeartRadio, en la que ha hablado sobre su nuevo trabajo, el cantante ha sorprendido con referencias a su matrimonio. Esto ha ocurrido en una conversación en la que le han preguntado sobre el significado de una de las canciones, Remember The Name, en la que colabora Eminem y 50 Cent, y en la dice que su “mujer lleva los labios rojos pero está mucho más guapa sin maquillaje”. “Esa canción la compuse justo antes de que Cherry y yo nos casáramos”, contestó. “Y supe que en el momento en el que la publicara todo el mundo se iba a dar cuenta de que lo habíamos hecho. Y obviamente ahora que ya la ha escuchado todo el mundo no tiene sentido negarlo”, concluyó.