50 años de Abbey Road

Considerado hoy como uno de los mejores trabajos de la banda de LiverpoolAbbey Road se grabó en medio de un clima de tensión creciente. 1969 fue un año intenso para los Beatles. En marzo se celebraron dos bodas: Paul se casó con Linda Eastman y John con Yoko Ono, en una íntima ceremonia en Gibraltar que precedió al famoso bed-in de Amsterdam. El mismo día de la ceremonia de Paul, George y su esposa, Patty Boyd, fueron detenidos por posesión de marihuana.

Los cuatro no compartieron demasiado tiempo en el estudio. Cada uno llevó sus canciones y se trabajaron en el estudio.

Los cuatro miembros estuvieron dispuestos a dejar a un lado sus diferencias personales para dedicarse a un solo objetivo: “terminar el trabajo de una forma honorable”.11​ Según Paul McCartney, «El truco para las sesiones del Abbey Road fue que de alguna manera teníamos que ponernos los guantes de boxeo, tratamos de reunirnos para hacer un álbum muy especial. De alguna manera, pensábamos que este sería nuestro último trabajo, así que… todavía podíamos mostrarnos a nosotros mismos de lo que eramos capaces de hacer, y tratamos de divertirnos mientras lo hacíamos».

El disco termina con The End. Esa es su última canción. Después queda el bonus track, la pista escondida, ese pequeño chiste, surgido de la casualidad que fue Her Majesty. Pero su último tema del último disco grabado por ellos se llama The EndEl final.

El tema tiene algunas particularidades que parecen, una elegante declaración de principios, una despedida acorde a la historia, que honra lo vivido por los cuatro de Liverpool.

Hay un solo de batería de Ringo, el único de la discografía Beatle, los otros tres aportan sus voces y sus guitarras. Los cuatro en acción y unidos.

Paul -fiel a su afán de protagonismo- se hizo cargo de pronunciar el epitafio colectivo de la banda: “El amor que recibís es equivalente al amor que das”.